asesoresfinancierospr.org, click for home. asesoresfinancierospr.org, click for home.
taller-2.png

Por: CPA Roberto Solá* - Revista El CPA Agosto 2017

Las Organizaciones Sin Fines de Lucro (OSFL) hacen una labor encomiable en nuestra sociedad aportando a comunidades, grupos y causas de los sectores más necesitados. Los principales servicios que estas entidades aportan a distintos sectores son: educación, salud, medio ambiente, servicios humanos y sociales. Las OSFL también las conocemos como el Tercer Sector ya que son la fuerza económica que complementa al Sector Público y al Privado.

El Departamento de Hacienda define a las OSFL como “entidades, incorporadas o no incorporadas, dedicadas a la prestación de servicios que bajo el Código [de Rentas Internas de Puerto Rico], cualifican para una exención de contribución sobre ingresos”. Según el último estudio de OSFL en Puerto Rico existen alrededor de 11,570 de estas organizaciones que incluyen: entidades de bienestar social, clubes sociales y recreativos, fondos de pensiones de empleados, organizaciones religiosas, asociaciones empresariales y cooperativas, entre otros. El 22 por ciento de éstas son de base comunitaria que en el 2014 les sirvieron de apoyo a 700 mil personas.

Entre estas organizaciones se encuentran aquellas dirigidas a fines caritativos que ofrecen un sin número de servicios a las comunidades que de otra manera nuestro gobierno tendría que ofrecer.

Para poder perpetuar la labor y esfuerzos de las OSFL, su junta de directores, administradores, o directores ejecutivos, deben diseñar y adoptar normas y procedimientos consistentes con los principios de sana administración, incluyendo el cumplimiento. Como toda persona, natural o jurídica, las OSFL deben cumplir con las leyes y reglamentos que rigen la industria o sector en las que operan (“cumplimento”). Es importante que estas entidades tengan normas y procedimientos diseñados para lograr dicho principio, para evitar o minimizar reclamaciones por parte del Gobierno o de las mismas personas o entidades a las que sirven, que puedan tener efectos adversos. Cuando hablamos de cumplimiento también tenemos que considerar los requisitos impuestos por obligaciones o compromisos generados como resultado de las operaciones de la entidad, incluyendo aquellas con inversionistas sociales. Un área de cumplimiento importante en estos tiempos de estrechez económica es el cumplimiento contributivo, fiscal, u operacional, que se les exige para mantener los fondos asignados y donativos que se reciben de los distintos inversionistas sociales.

Como resultado de la crisis económica es evidente que los fondos disponibles para estas entidades han mermado, lo que aumenta la competencia por los fondos disponibles. Por lo tanto, aquellas entidades que demuestren solidez organizacional financiera y transparencia van a estar en mejor posición para competir por estos fondos. En adición, existen fondos federales y fondos de ciertas organizaciones que requieren que las OFSL tengan exención a nivel federal bajo la Sección 501(c)(3) del Código de Rentas Internas Federal . Se estima que solo un 4% de todas las OSFL en Puerto Rico tienen exención federal y local. Esto puede ser un área importante de crecimiento para las OFSL con fines caritativos o de base comunitaria para poder procurar fondos de otras fuentes que antes recibían del Gobierno u otros inversionistas sociales, lo cual a su vez conlleva unos requisitos de cumplimiento más abarcadores para quilificar para los mismos.

El cumplimiento con las leyes y reglamentos contributivos es una de las áreas más técnicas y de suma importancia para las OSFL. Reconociendo la importante contribución de estas entidades a nuestra sociedad, el Gobierno otorga valiosos incentivos contributivos para fomentar estos esfuerzos. Debemos destacar que, de las 11,570 OSFL, el 44% tienen exención local o federal , o sea 5,090 entidades. Como resultado de la crisis económica que estamos atravesando, y por el aparente descontrol de las finanzas de algunos sectores en las OSFL se ha despertado un interés del Gobierno en la fiscalización de incentivos contributivos, incluyendo los otorgados a las OSFL. Por lo tanto, el cumplimiento contributivo es más relevante que nunca.

Para disfrutar de los beneficios contributivos a nivel local las OSFL tienen que solicitar la exención contributiva al Secretario de Hacienda (“Secretario”) y debe ser solicitada antes de comenzar la actividad para la cual se crea la OSFL. Generalmente para obtener exención, las OFSL que deben tener una junta de al menos 3 directores y menos del 50% de sus integrantes sean familia del fundador, principal ejecutivo, oficiales de la corporación o presidente de la junta de directores. El Secretario puede revocar esta exención por las siguientes razones: (1) no se cumple con el propósito para el cual se otorga la exención; (2) por incumplimiento de cualquiera de los requisitos que impone la Sección 1101.01 del Código , incluyendo los requisitos de la composición de la junta; (3) incumple con cualquiera de los requisito del Código ; (4) la entidad incurre en gastos extravagantes, gastos no relacionados con los propósitos exentos de la organización o gastos que representen ánimo de lucro, o gastos personales, por parte de directores, funcionarios, oficiales o empleados.

A nivel federal, la exención se debe solicitar al Servicio de Rentas Internas Federal (“IRS” por sus siglas en Ingles) y ésta comenzará a aplicar: (1) a la fecha de la formación si la entidad solicita la exención no más tarde de 27 meses luego del mes en que legalmente se forma dicha entidad; o (2) a la fecha en que el IRS reciba la solicitud. Según la Publicación 4221-PC, emitida por el IRS, las entidades sin fines de lucro a nivel federal, que son organizaciones caritativas, pueden poner en peligro su estatus de exención contributiva si llevan a cabo las siguientes actividades: (1) acumulaciones para el beneficio de algún individuo u organización; (2) intervenir en campañas políticas; o (3) llevar a cabo actividades legislativas, como cabildeo. Para las entidades caritativas en Puerto Rico, esto es relevante ya que estas actividades también son prohibidas por el Código.

Una vez que la OSFL obtenga las exenciones contributivas, a nivel local o federal, debe de radicar anualmente una planilla informativa, Forma 480.7 (OE) con el Departamento de Hacienda (el “Departamento”) o la Forma Serie 990 con el IRS, según sea el caso. Estos formularios incluyen información financiera de la entidad entre otros requisitos informativos. Para poder cumplir con este requisito, las OSFL deben contar con un sistema de contabilidad que pueda reportar los ingresos y gastos de la entidad. Además, toda entidad que tenga exención contributiva bajo la Sección 1101.01 del Código (aun cuando no tenga el requisito de la radicación de la planilla informativa) tendrá la obligación de radicar un estado de ingresos y gastos con la División de Exención Contributiva del Negociado de Asistencia Contributiva y Consultas Especializadas anualmente . Aquellas que reciben donativos o asignaciones de fondos locales o federales deben mantener libros y archivos que puedan sustentar y documentar las actividades que se llevan a cabo.

Es importante destacar que el incumplimiento con la radicación de la planilla informativa a nivel federal puede conllevar penalidades significativas a la organización y a las personas responsables de proveer la información, incluyendo la pérdida de la exención contributiva. En caso de incumplimiento con la planilla local también existen penalidades económicas, las personas responsables pueden incurrir en un delito menos grave, y el Departamento podría comenzar un proceso para la eliminación de la exención.

Como mencionamos anteriormente, las OSFL tienen la obligación de cumplir con todas las disposiciones del Código incluyendo aquellas que imponen la responsabilidad de agente retenedor, ya sea como patrono, en pagos por servicios prestados, en pagos a no-residentes, y en ciertas transacciones sujetas al impuesto sobre ventas y uso. Estos impuestos se conocen como “trust fund taxes” porque el agente retenedor los cobra a nombre y beneficio del Gobierno. Como agente retenedor, las OSFL tienen la responsabilidad de hacer las retenciones de impuestos correspondientes como aplicarían a cualquier negocio y podrían ser responsables ante el Secretario por aquellos impuestos que dejaron de retener por error u omisión.

El cumplimiento de las OSFL no se limita al cumplimiento con el aparato gubernamental, sino que también se extiende a un sinnúmero de requisitos impuestos por los inversionistas sociales para poder cualificar para los fondos privados.

En conclusión, las OSFL deben adoptar normas y procedimientos para el cumplimiento de las leyes, reglamentos y requisitos de inversionistas privados, que rigen sus actividades y en especial el cumplimiento con los requisitos fiscales para mantener su exención contributiva. En estos tiempos de estrechez económica, los incentivos contributivos están bajo la lupa del Gobierno y por lo tanto las OSFL deben salvaguardar su estatus de exención contributiva para que así puedan seguir aportando a un mejor Puerto Rico.

En Asesores Financieros Comunitarios (AFC), brazo de responsabilidad social y plataforma de voluntariado del Colegio de CPA, podemos ayudar a los CPA que trabajan o que son parte de las juntas de directores de OSFL, a través de nuestros programas de capacitación y asesoría técnica. Búscanos en www.asesoresfinancierospr.org, escríbenos a info@ asesoresfinancierospr.org o llámanos al 787-455-9133 o 787-455-9134.


El CPA Roberto Solá es miembro del Comité de Responsabilidad Social y Voluntariado y director de la Junta de Gobierno del CCPA.


  1. Estudios Técnicos Inc., Estudio de las Organizaciones Sin Fines de Lucro En Puerto Rico 2015, pag. 55 Disponible en http://flamboyanfoundation. org. [Acceso 25 de abril de 2017].
  2. Código de Rentas Internas de Estados Unidos del 1986, según enmendado.
  3. Estudios Técnicos Inc., Estudio de las Organizaciones Sin Fines de Lucro En Puerto Rico 2015, pag. 74 Disponible en http://flamboyanfoundation. org. [Acceso 25 de abril de 2017].
  4. Id. en pág. 55.
  5. Se utiliza el Formulario AS 2645.1, ciertas organizaciones como las religiosas no tienen el requisito de solicitar la exención.
  6. Código de Rentas Internas de Puerto Rico del 2011, según enmendado.
  7. A menos que se pueda probar causa razonable a satisfacción del Secretario.
  8. Se utiliza la Forma 1023, Forma 1023-EZ o Forma 1024, según sea el caso, ciertas organizaciones como las religiosas no tienen requisito de solicitar la exención.
  9. Sección 1101.01(a)(2)(E) del Código.
  10. Articulo 1101.01(d)-2(d)(2) del Reglamento promulgado bajo el Código.

CPA Rosana López Santos

Servicios Distinguidos en la Comunidad

Para la CPA Rosana López, ser líder va de la mano con el servicio. Desde su posición como Directora Asociada en KPMG, entre otras tareas, está a cargo de coordinar la labor social de esa firma, al igual que dirigir las iniciativas de diversidad.

En la comunidad, Rosana se ha destacado como voluntaria en varias instituciones sin fines de lucro. En el Instituto de la Mujer Empresarial fungió como directora de la Junta Asesora. En Asesores Financieros Comunitarios comenzó ofreciendo talleres de Contabilidad y actualmente preside el Comité de Capacitación y es miembro de la Junta de Directores. En la Fundación Susan G. Komen trabaja en el área de finanzas del “Race for the Cure”. En Fondos Unidos de PR participa analizando las propuestas de fondos de las organizaciones participantes. Para Vitrina Solidaria ha sido instructora en temas de emprendimiento social, planificación estratégica y costos. En la Asociación de Bancos, a través del Comité de Reinversión Comunitaria, orienta a las instituciones sin fines de lucro.

En el Colegio de CPA también se ha destacado por su labor voluntaria, como facilitadora de seminarios y moderadora de foros. Fue directora en la Junta de Gobierno del Colegio. Presidió el Comité de Educación Continuada, fue miembro del Comité de Auditoría Institucional, del Comité de Ética y por tres años ha presidido el Comité de Enlace con Instituciones Educativas. Fundó y presidió por dos años el Comité de Mujer CPA. Actualmente es miembro del Comité de Responsabilidad Social y Voluntariado. Ha sido una colaboradora activa en todos los foros de Entidades Sin Fines de Lucro.

Por su pasión y excelente labor voluntaria en el Tercer Sector, el Colegio de Contadores Públicos Autorizados otorga al CPA Rosana López Santos el premio de Servicios Distinguidos en la Comunidad.

Revista El CPA


CPA Luz I. Gracia Morales

Premio Voluntario del Año de Asesores Financieros Comunitarios

En lo extenso de su carrera, la CPA Luz Gracia ha ofrecido cursos de contabilidad a nivel graduado y sub-graduado, tanto en instituciones privadas como públicas en Puerto Rico. Su amplia experiencia como educadora, le ha brindado los conocimientos para editar cursos y talleres en las áreas de gerencia, contabilidad y procesos de negocios. La CPA Gracia posee un Bachillerato en Artes y una Maestría en Administración Comercial, ambos de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Actualmente ejerce como docente en la UPR, Recinto de Mayagüez. Es miembro activo del Comité de Enlace con las Instituciones Educativas del Colegio de CPA.

Su misión por la educación financiera la llevó a contribuir en la creación del currículo del programa de capacitación de Asesores Financieros Comunitarios (AFC) en los talleres de ética y recaudación fondos. Ha colaborado con AFC desde su creación en 2008 y desde entonces, ha participado en diversas instancias, tales como: presidenta del Comité de Educación, facilitadora de talleres, ofreciendo asesoría técnica y mentoría. Se destacó como propulsora del programa Asesores Financieros Universitarios (AFU) donde estudiantes universitarios reciben su primera experiencia en el campo laboral en las áreas de contabilidad, controles internos, y estados financieros.

Entre los valores que la describen se encuentran; el entusiasmo, la paciencia, ética y entereza. Por todas estas razones Asesores Financieros Comunitarios le otorga este año el Premio de Voluntario del Año a la CPA Luz Gracia Morales.

Revista El CPA